La idiocia

 • Por Verdades Ofenden

Cuesta esfuerzos mentales comprender cómo los españoles soportaron durante 38 años de democracia tantísimos casos de corrupción sin haber logrado restituir lo saqueado ni meter a los culpables en presidio, y quienes sí, no cumplieron las penas; fueron indultaron o salieron antes.

Mi admirado Pérez-Reverte afirma que “de nada sirven las urnas si quien mete la papeleta es un analfabeto” pero el analfabetismo fue erradicado en la España de posguerra y hoy contamos más universidades que museos autonómicos, aunque entre las 200 mejores del mundo no haya una española, así que cuando publican que doctorados de políticos son copy-paste, entiendes esta democracia de política-fake y “masters ” comprados, donde la mentira sustituye a la verdad y la ley a la justicia, la independencia judicial veía cómo se asesinaba  a Montesquieu fn los años 80 o llaman progreso a liquidar la presunción de inocencia con la cainita ley de violencia de género.

“La ignorancia es el origen del vicio y la corrupción. La educación enseña a los hombres sus deberes y les inclina a cumplirlos” Decía Jovellanos, un liberal que jamás creería como estos políticos retorcieron la justicia y la educación para preservar una próspera nación de imbéciles interconectados mediante iphones y redes sociales, que para asombro de todos no ignoran lo que ocurre. Sustituimos al señor feudal por el político, los nuevos “aristócratas del gasto público a quienes siempre parece que tú cobras mucho y ellos gastan poco (Lacalle)” convirtiendo la gobernanza en el arte de expoliar a la clase productiva e invertirlo en sectores innecesarios, bajo un falso buenismo que se paga con deuda pública, un craso error que cometen a sabiendas. No se engañen, premian la estupidez colectiva para saquear con comodidad, y que pague el que venga después.

“Dar dinero a un político es como dar whisky y las llaves de un coche a un adolescente” decía un inglés. De una deuda pública del 3% PIB en 1975 pasamos a más del 103% PIB. La prosperidad es un fake pagado a crédito con el dinero que Pedro Sánchez no devolverá; la subida de impuestos (26.000 millones) no amortizará deuda – 30.000 millones/año en intereses – es para gasto improductivo. ¿Importan estos datos? Te dirán que es en defensa de los derechos adquiridos, cuando lo que defienden es perpetuar sus privilegios a costa de otros, y cuando finalmente todo colapse – nadie puede vivir por encima de sus posibilidades – hablaran de una conspiración del capitalismo internacional (emulando a Franco y sus conspiraciones judeo-masónicas) aunque las quebradas cajas de ahorro – no la banca – las gestionaban… políticos!!

El Estado jamás te da nada que no te haya quitado antes. De ahí que los demagogos del gasto público predican doctrinas que saben falsas a hombres que saben idiotas, vendiendo un estado del bienestar insostenible que destruyó el vínculo necesario entre esfuerzo-recompensa. Es la insolvencia de una España endeudada gracias al parasitismo social que alimentan mientras ganan elecciones ofreciendo tu dinero. Son los 22 millones para el parador de Dalt Vila que ahora vende a bombo y platillo la ministra del PSOE… días antes de las elecciones. Nuestra democracia da herramientas para que los ciudadanos prosperen, el populismo solo limosnas para mantenernos dependientes del estado.

Decía Bastiat “El estado es la gran ficción a través de la cual todo el mundo trata de vivir a costa de los demás” y acertaba. Votamos a políticos que prometen dar cosas a costa de los demás, pero nos quejamos cuando nos quitan nuestro dinero. ¿O alguien se creyó que con el cuento ecológico la subida del diésel la pagarán los Ferraris y no los camioneros?

Si progresista es aquel que es generoso con lo ajeno, progresistas son tanto el PSOE como el PP. ¿Olvidamos que fue el PP quien subió impuestos a niveles récords y se negó a bajarlos cuando la economía remontó? Es el mismo que prometió reducir esa administración elefantiásica donde vive instalado, sin reducir festivos ni la sempiterna cuota del autónomo, únicos emprendedores saqueados con 4.000€/año por su derecho al trabajo (en Inglaterra no pagan ni 100€/año). “la subida del IVA es el rejonazo del mal político a los ciudadanos” decían…

Comprender este estado de cosas no es difícil, lo difícil es entender cómo lo permitimos con tanta universidad, iphones y medios de comunicación. En las pasadas elecciones volvimos a votar a partidos con un terrible pasado de mala gestión y corrupción; un perdón electoral que avalara el próximo saqueo. “Una nación de ovejas engendra un gobierno de lobos” decía Murrow, le faltó decir merinas, aquella lana que nos hizo famosos en el medievo y trasquilan sin rechistar.

Padecemos una imperdonable idiocia. “El precio de desentenderse de la política es ser gobernados por los peores hombres” decía Platón. Yo estoy harto. No sé tú…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s