El socialismo siempre fracasa y crea destrucción y pobreza…

Raúl González

El socialismo es un modelo que, en un inicio, puede parecer exitoso pues la intervención del Estado engaña al ciudadano dándole una sensación de bienestar; pero a la larga, cuando se agotan los recursos, todo socialismo se convierte en tiranía, lo que conlleva a la miseria del pueblo. Es como un Esquema de Ponzi, no funciona a largo plazo y se derrumba por su propia ineficiencia.

Uno de los problemas principales del socialismo es creer que los recursos son ilimitados solo que están mal repartidos, pero ¿qué sucede cuando esos recursos supuestamente ilimitados se acaban? Es cuando empieza la tiranía del socialismo; al verse sin recursos, no les queda más que la opresión para mantenerse en el poder.

Es evidente, además de históricamente comprobado, que el capitalismo es el mejor sistema económico para producir riqueza. Mark J. Perry, profesor de economía de la universidad de Michigan dice que “el socialismo no funciona porque no es coherente con los principios fundamentales de la conducta humana” y agrega que “el fracaso del socialismo en países del todo el mundo se puede remontar a un defecto fundamental: es un sistema que ignora los incentivos”.

 El socialismo fracasa también porque desde su concepción niega al individuo, niega la esencia del ser humano, le quita la individualidad y el deseo de sobresalir y trascender. También desvirtúa la función del Estado convirtiéndolo en un medio de control que quiere ser como un dios omnipresente asumiendo que el ciudadano no tiene la capacidad de tomar decisiones por lo que el Estado asume ese rol; limita además el desarrollo de la sociedad promoviendo el odio y el revanchismo entre “clases” etiquetando a todo pobre como parte de la masa trabajadora “explotada” que se tiene que rebelar y vengarse de todo aquel que tenga dinero.

Con el fin de poder “distribuir la riqueza” de una manera equitativa aumenta el impuesto a los “ricos” pero a la larga es la clase media la que los paga dando inicio a un empobrecimiento de la población. El resultado es que la clase media desaparece, se vuelve pobre y los que ya eran pobres siguen siendo pobres, todo porque ya se acabó la riqueza que había para repartir.

En resumen, el socialismo a la larga solo trae miseria, hambre y hasta muerte, las pruebas están ahí, a la vista de todos. Citando a Margaret Thatcher: “El socialismo se acaba cuando se acaba el dinero de los demás”.

Predecir el colapso de un régimen socialista es como jugar a la lotería, sabes que va a suceder, pero no sabes cuándo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s