“Hezbolá se está preparando para una situación en la que decide vengar lo que está ocurriendo entre Israel y Líbano, o el ataque a las instalaciones nucleares de Irán, y ha creado una red de enormes depósitos de explosivos modernos”,

Durante tres años y medio, el servicio de inteligencia de Israel, el Mossad, ha estado jugando al gato y al ratón con el grupo terrorista Hezbolá para frustrar sus esfuerzos por construir depósitos de explosivos desde Tailandia a Nueva York, confirmó esta semana un oficial de inteligencia israelí.

El depósito más grande, que contiene unas tres toneladas de nitrato de amonio, un componente clave de algunos explosivos, se encontró en cuatro lugares del norte de Londres, donde la policía de la capital allanó el lugar en septiembre de 2015. Otros escondrijos plantados por las células de Hezbolá fueron encontrados en Chipre, Tailandia y países europeos aún no identificados, según los informes.La conspiración de Hezbolá para construir infraestructura en Londres en preparación para futuros ataques fue reportada en el periódico británico Daily Telegraph el domingo.

El informe, basado en fuentes del Reino Unido, los Estados Unidos y Chipre, señalaba que un servicio de inteligencia extranjero, sin especificar el nombre, notificó los explosivos al MI-5 y a la policía de la capital.

El lunes, un alto funcionario israelí anónimo dijo a la cadena pública israelí Kahn que la advertencia provenía del Mossad.

El miércoles, el informe diario de Yediot Ahronot cubrió esta revelación en detalle, citando a funcionarios de inteligencia israelíes anónimos que proporcionaron nuevos detalles de las acciones israelíes para frustrar las actividades de Hezbolá, que la policía de Londres, Chipre y Tailandia concluyeron finalmente que estaban dirigidos contra activos israelíes en estos países.

“Hezbolá se está preparando para una situación en la que decide vengar lo que está ocurriendo entre Israel y Líbano, o el ataque a las instalaciones nucleares de Irán, y ha creado una red de enormes depósitos de explosivos modernos”, citó el medio en hebreo a un oficial de inteligencia israelí.

En 2014, el Mossad se enteró de un plan de la Unidad 910º de Hezbolá, responsable de las operaciones extranjeras del grupo, para desarrollar la capacidad de perpetrar ataques terroristas masivos por iniciativa propia en todo el mundo.

La información del Mossad permitió a las autoridades tailandesas incautar una de las celdas del país a principios de 2015, tras lo cual, en abril de ese mismo año, el agente Hussein Abdullah fue detenido en Chipre después de que se encontrara una tonelada de nitrato de amonio en su bodega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s