Mucho morado el Día de la Mujer… pero Google esconde discriminación y represalias contra mujeres embarazadas

Resultado de imagen de imágenes cómicas sobre el anagrama de google

La trabajadora de gigante de Internet decidió denunciar a su gerente ante recursos humanos, después de que realizara comentarios discriminatorios sobre las mujeres embarazadas.

Una empleada de Google ha escrito una nota que se ha hecho viral entre los trabajadores de la compañía, en la que acusa al gigante de Internet de discriminarla y de tomar represalias contra ella por estar embarazada, según un informe publicado esta semana por Motherboard.

“Informé en varias ocasiones de las represalias continuas de mi gerente y de cómo estaba afectando a mi salud”, escribe la autora del texto, que acumula ya más de 10.000 visualizaciones, y que asegura que fue víctima de represalias y discriminación mientras estuvo embarazada.

La mujer explica que decidió denunciar a su gerente ante recursos humanos después de que realizara comentarios discriminatorios sobre las mujeres embarazadas. Sin embargo, en contra de lo que esperaba, el comportamiento de su gerente “cambió drásticamente”. Explica que recibió correos electrónicos y chats enojados, tuvo proyectos vetados y su jefe la ignoró durante sus encuentros en persona, además de hacerle pasar por momentos vergonzosos en público.

Mensajes de apoyo

Presentada bajo el título de “no voy a volver a Google después de la licencia de maternidad, y aquí está el por qué”, la publicación ha recibido gran cantidad de mensajes de apoyo en un tablero de mensajes internos que utiliza la compañía. La mujer aclaró que espera que su declaración cambie la forma en que “Google maneja la discriminación, el acoso y las represalias”.

“Esto es alarmante y, lamentablemente, no es sorprendente”, expresó un extrabajador de Google en respuesta a la publicación de la mujer, agregando que el problema es “la cultura racista y misógina que penaliza a los que hablan”.

Respuesta de Google

“Prohibimos las represalias en el lugar de trabajo y compartimos públicamente nuestra política clara”, dijo un portavoz de Google. “Para asegurarnos de que ninguna queja planteada no se escuche en Google, brindamos a los empleados múltiples canales para presentar inquietudes, incluso de forma anónima, para investigar todas las denuncias de represalias”, agregó.

Millones de «esclavos» en todo el mundo siguen haciendo cosas que aun compramos hoy

Había 40.3 millones de personas viviendo en condiciones de esclavitud en 2018, en su mayoría mujeres, según muestra un informe reciente de la Iniciativa Walk Free. Los investigadores dicen que la esclavitud no terminó con la abolición en el siglo XIX, sino que simplemente cambió de forma.

La iniciativa lleva a cabo una investigación para construir la base de evidencia más completa del mundo de la esclavitud moderna. Si bien no existe una definición legal oficial de la esclavitud moderna, la ONU la describe como la condición de las personas cuyo trabajo «se realiza involuntariamente y bajo la amenaza de cualquier pena». La organización y sus estados miembros se comprometieron a eliminar la esclavitud para 2030, junto con la trata de personas, el trabajo forzado y el trabajo infantil.

Según Walk Free, la esclavitud moderna está aumentando, particularmente en las cadenas de suministro de las empresas.

Muchos países que suministran bienes de consumo tienen un alto porcentaje de personas que trabajan en condiciones de esclavitud, soportando largos turnos y condiciones agotadoras sin la opción de irse. Las industrias de la moda y la tecnología son los principales sectores conocidos por su uso del trabajo forzoso.

Estados Unidos importa el mayor volumen de bienes que se hacen con mano de obra esclava en algún momento antes de llegar al consumidor, según el informe. Esto sucede a pesar de los esfuerzos y las leyes aprobadas para abordar el fenómeno.

«La explotación laboral es un espectro», dijo Bryant, y agregó que cuanto más matizada es la práctica abusiva, más difícil es definirla y controlarla. La falta de educación entre las personas en riesgo de explotación es otro elemento importante que falta, según el investigador.

«Vemos casos en que las personas han sido explotadas y no se dieron cuenta de que estaban en condiciones de esclavitud», dijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s